CASA BATLLÓ, LA CASA DE LOS BOSTEZOS

La Casa Batlló del Paseo de Gracia de Barcelona resulta ser una joya arquitectónica del modernismo catalán, obra del genio Antoni Gaudí. Es un espacio que está decorado hasta el más mínimo detalle con colores muy vivos. Se presta para eventos exclusivos, presentaciones de producto, conferencias, comidas, cenas y galas benéficas. 

Hace unos días revisité la Casa Batlló, acompañando a unos familiares que estaban de paso por Barcelona y cada vez que vuelvo me maravillo de la genialidad de Antoni Gaudí y de lo avanzado que fue. Siempre descubro nuevos detalles, como por ejemplo esta vez, pude fijarme mejor en las ventilaciones incorporadas en las puertas de madera y en los juegos de iluminación que se observan en los vidrios plomados de colores azulados dependiendo de si uno está dentro o fuera de la estancia.

La casa, aparte de merecer una visita completa y sin prisa, para el disfrute de sus rincones y salones, también es un lugar muy atractivo para organizar un evento especial.

Por ejemplo, en una ocasión organizamos en esta maravilla, llamada también "casa de los bostezos" por los balcones de su fachada, realizamos un evento memorable para los clientes de una Mutua. Consistía en una visita libre y privada, con música en vivo y degustaciones de exquisiteces en la zona noble y en la terraza de la primera planta.

Convocamos el acto a partir de las 19 horas. Como la mayoría de invitados venían de fuera de la ciudad, se pusieron a su disposición unos autocares para aquellos que no quisieran coger el coche y, como no,  ya habíamos previsto la zona para desencochar sin interrumpir el tráfico.

Al entrar los invitados, aparte de hacerse una foto al pie de la preciosa escalera con forma de esqueleto que nos lleva a la primera planta, recibían un pack diseñado para contener diez pequeñas fichas con información seleccionada sobre ornamentos y puntos de interés que recomendábamos visitar. Cada una de estos puntos estaba señalao adecuadamente y disponía de  fichas para coleccionar en el pack contenedor. Podríamos haber utilizado las audio-guías y entregar un folleto pre-editado por el espacio, pero quisimos personalizar todos los elementos para resaltar al máximo que la visita era "más que especial" y pensada para nuestros clientes.

Como hemos dicho, pasearse era libre, los directivos de la empresa repartidos por las diferentes estancias daban la bienvenida a los invitados y al pasar por la Zona Noble que da al patio interior de manzana, con salida a la terraza, se disfrutaba de música en directo y un cóctel y degustaciones que duró hasta la hora de finalizar el evento.

Para aprovechar al máximo la invitación a la Casa Batlló, se preparó también en la azotea otro punto de música, con bossa nova en vivo para ayudar a que los invitados aceptaran subir también a las plantas superiores y descubrir la belleza del patio de escalera interior, decorado con cerámicas de color azul en degradado y recorrer los lavaderos y sus arcos catenarios, típicos de Gaudí, así como los rincones más insospechados. También se hizo lo mismo en la gran zona de las cocheras y carboneras.

El éxito fue rotundo tanto en la asistencia -más de 300 personas- como a lo largo de la velada, que terminó a las 23 horas.

En esa ocasión, dispusimos de toda la casa en exclusiva, en otras Casa Batlló ofrece también la posibilidad de contratar salas individuales y una combinación de ellas para adaptarse a cada situación. Todas las instalaciones están equipadas con modernas cocinas-office, para la preparación de los servicios de catering, y los distintos espacios son versátiles y adaptables,  sean grandes fiestas en las originales cocheras, sea una cena de gala en toda la planta noble, exposiciones de hasta 1.500 personas u otro tipo de evento más pequeño en cualquiera de las salas, que se acondicionan para una presentación o encuentro, o ...para lo que vuestra imaginación o necesidad os lleve. ¡En todo caso siempre será una ocasión muy... muy especial en un lugar único, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco! ¡...y esto no sucede cada día!